Cascada Gujuli – Salto del Nervión

27 de diciembre 2016

Un día de navidades aprovechamos para hacer una pequeña excursión y conocer la Cascada de Gujuli y el Salto del Nervión en Álava.

Comenzamos el día no muy temprano, sobre las 10:00 salimos de Pamplona en dirección Vitoria.

Nuestra primera visita del día fue la Cascada de Gujuli. Para ello pusimos rumbo a Goiuri-Ondona, circulando por la A-2521 dirección Goiuri-Ondona. Antes de llegar al pueblo hay  una señal indicando hacia la derecha el mirador de la cascada. Hay un aparcamiento habilitado y desde allí parte un pequeño sendero muy bien indicado que nos llevará hasta el mirador.

Camino hacia la cascada Gujuli

Pensábamos que iba a ser un buen día para ver la cascada con gran caudal pero nos encontramos con esto:

Cascada Gujuli con poca agua

Aunque fuimos a finales de diciembre no había casi agua y el paisaje no fue lo que esperábamos, desde luego volveremos para verla otro día con más agua. Así, que dimos un paseo por Gujuli.

Gujuli
Burro en Gujuli

Después fuimos hacia el Salto del río Nervión, con pocas esperanzas de que tuviera mucho caudal…

El Salto del Nervión se encuentra en la provincia de Álava aunque el camino de acceso hasta el mirador es en gran parte por la provincia de Burgos.

Nos dirigimos hacia Orduña por la carretera A-2521 y en Orduña cogimos la carretera A-2625 para subir el monte Santiago, situado entre Álava y Burgos. En lo alto del monte la misma carretera A-2625 pasa a llamarse BU-556, por esta carretera condujimos aproximadamente 2 Km y en la parte izquierda de la calzada nos encontramos con un aparcamiento.

Aparcamiento nº1

Para visitar la cascada hay habilitados 3 aparcamientos, cada uno más cercano al Salto del Nervión. El primero de ellos y el más lejano está a 5 Km y es el que está en la misma carretera BU-556. El segundo aparcamiento se encuentra a 3,5 Km y el último aparcamiento está a 1,8 Km. El camino de acceso es una pista habilitada.

Nosotros decidimos dejar nuestro coche en el segundo aparcamiento y así hacer la caminata un poco más larga.

En el tercer aparcamiento se encuentra el Centro de interpretación  y una dolina por donde fluye un riachuelo.

 

Dolina
Estanques

Desde aquí continuamos la pista señalizada como PR BU 42, nada más comenzar la caminata a la izquierda del camino nos encontramos con una ruinas de un antiguo monasterio. Más adelante y a la derecha del camino nos encontramos una lobera y unas esculturas. El camino transcurre a través de un hayedo.

En la lobera
Paseando por los hayedos

Ya desde aquí no queda nada para llegar al Salto del Nervión, andamos un poco más por la pista y vamos paralelos al río hasta llegar al mirador.

El salto del Nervión es el salto de agua más grande de la Península Ibérica, con sus 222 m de altura, cayendo vertiginosamente por un gran acantilado formando el Valle de Delika.

“Salto” del Nervión
Valle de Delika

Nos encontramos el río sin nada de agua (mejor dicho, no nos encontramos con el río) y por tanto la cascada seca, eso sí, el paisaje increíble. El valle del Delika acoge a numerosas colonias de aves rapaces y no es difícil ver alguno sobrevolando el  paisaje.

Si tenéis miedo a las alturas no os recomendamos que os asoméis al mirador, ya que las vistas impresionan!!

Las vistas con agua tienen que ser fabulosas, la mejor época para realizar esta excursión es en invierno-primavera después del deshielo.

En la explanada junto al mirador aprovechamos para comer unos ricos bocatas observando el bonito paisaje ya que la temperatura acompañaba, parecía mentira que fuera invierno.

Bonito paisaje

Pensamos que las vistas desde la punta de la cascada merecían la mena y decidimos bajar por la ladera para observar las vistas. Unas vistas espectaculares! Aunque hay que tener cuidado.

En la punta de la “cascada”
Cauce del Nervión

Hicimos el camino de retorno hacia el coche por el mismo camino de ida y regresamos para que no nos pillara el atardecer.

Existe un mirador alternativo para ver la bonita cascada desde frente, para ello es necesario volver hasta donde la lobera y tomar el otro camino para poder cruzar el río y llegar al otro lado del cañón, depende del agua con que baje el río esto será más o menos fácil. Desde aquí se sube a la parte alta del cañón y hay que andar por el borde del cañón hasta llegar al alternativo mirador.

Nosotros no hicimos este recorrido ya que no teníamos muchas más horas de luz.


Booking.com

Comentarios

    Puri Cid

    (20 enero, 2017 - 14:07)

    Mucha felicidad por seres viajes tan maravillosos que compartes, una divinidad del universo. Gracias.

      admin

      (20 enero, 2017 - 14:09)

      Una maravilla de paisaje, volveremos otra vez a ver si vemos la cascada 😀

    Julio González Alonso

    (21 enero, 2017 - 10:57)

    Buen reportaje; aunque lo conozco, incluso con agua, me ha gustado recordarlo.
    Salud.

      admin

      (21 enero, 2017 - 19:00)

      Seguro que es más impresionante con agua 😉
      Lo tenemos pendiente!

    Miren

    (22 enero, 2017 - 11:29)

    Preciosa excursión para pasar el día. Desde luego con agua tiene que maravilloso. Iremos en primavera.

    Gustavo Perez Gomez

    (12 febrero, 2017 - 19:57)

    Todo un espectáculo. Q maravilla de naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *