Excursión a la Foz de Benasa

La foz de Benasa es una de las foces más desconocidas de Navarra, situada en la vertiente norte de la Sierra de Illón. Se trata de un paseo de gran belleza, en el que caminaremos por el río entre las paredes de la foz.

El inicio del camino se encuentra en el km 21 de la carretera N-178, entre Lumbier y Navascués.

Desvío con el coche

Dejamos el coche en el aparcamiento, y comenzamos nuestra ruta por un camino paralelos al río.

En unos 500 m, a la izquierda del camino nos encontramos un puente metálico que da acceso al área recreativa de la Foz de Benasa, donde hay una piscina fluvial (con poca agua en estas fechas) y un merendero con barbacoas.

Piscina fluvial. Fuente: Wikiloc
Piscina fluvial. Fuente: Wikiloc

Tras cruzar el puente, seguimos nuestro camino por una senda a contra corriente del río, dejando a nuestra derecha la zona del merendero. Seguimos caminando durante unos 15 minutos por la senda, y llegamos al inicio de la Reserva Natural. Hasta llegar aquí, hay que cruzar varias veces el río, por eso es recomendable llevar calzado adecuado para el agua.

Cruzando el río

En el comienzo de la Reserva Natural es donde empezamos a ver las cascadas y las pozas de agua.

Cascada

Entramos por el cauce del río, ya que no había demasiada agua y avanzamos entre las paredes de la foz hasta que llegamos a un lugar precioso, con más cascadas y más pozas 😉 Eso sí, cuidado que en esta zona puede haber desprendimientos!

Foz de Benasa
Foz de Benasa

El camino no está señalizado, pero la excursión se hace con facilidad siguiendo el sendero y cruzando en varias ocasiones el río 😉

Cascada

Continuamos por el sendero, disfrutando de un bosque inusual ya que se mezclan robles, hayas y pinos en un mismo hábitat. Un paisaje increíble!

Río
Sendero por el bosque
Sendero por el bosque

Llegamos a una cascada, y de ahí partían dos caminos: uno paralelo al río y otro que subía hacia la parte alta de la foz. Como no sabíamos muy bien a dónde iban los caminos, decidimos volver por el mismo sendero y volver a disfrutar de los paisajes tan bonitos.

Más cascadas
De vuelta

El camino que hicimos nosotros es de unos 6 km, y tardamos algo más de 2 horas. Pero hicimos muchas paradas para contemplar el entorno de la foz.

Una bonita excursión cercana a Pamplona que poder disfrutar en los días de primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *