Islas Elafiti en moto de agua

26 septiembre 2015

Las islas Eláfiti son un pequeño archipiélago formado por numerosas islas situado al noroeste de Dubrovnik, en el mar Adriático.

Las 3 islas principales son las que son habitadas permanentemente y conectadas con Dubrovnik por ferry diariamente:

  • Šipan: Es la más grande de las islas y la más lejana a Dubrovnik. Tiene dos puertos que tuvieron mucha importancia desde los tiempos romanos.
  • Lopud: Es la segunda en dimensión y famosa por sus playas de arena.
  • Koločep: Es la isla más cercana a Dubrovnik, situada a 5 Km del puerto Gruž. Fue un importante lugar de construcción naval en la época de la República de Ragusa. Es la isla más meridional y con mayor población permanente de las Islas Eláfiti. En esta isla cuenta con siete iglesias pre-románicas que datan entre los siglos IX y XI.

Islas Elafiti
Islas Elafiti

Desde Dubrovnik son numerosas las agencias que ofrecen tours para visitar estas islas. De hecho hay numerosos puestos colocados en la entrada de la ciudad de Dubrovnik ofreciendo este tipo de servicios:

EUROADRIA TOURS, ofrece desde 51€ un viaje de 9 horas en barco por las 3 principales islas con almuerzo/guía/música incluido.

Otra empresa ofrece desde 36€ recorrido por las 3 islas con almuerzo incluido.

Nosotros optamos por una visita de día completo por las islas Elafiti y la isla de Lokrum con moto de agua. Garitransfer ofrece alquiler de motos de agua y pequeños barcos tanto por horas, medio día o día completo.

Contactamos con ellos vía whatsapp y acordamos con ellos el alquiler de una moto de agua para un día completo. Por 100€ + consumo de gasoil tuvimos la oportunidad de conocer de una forma muy especial estas islas.

Nos vinieron a recoger al apartamento a las 9.30 donde estábamos alojados y nos llevaron al embarcadero donde tienen los barcos. Nos proporcionaron un mapa de las islas y del recorrido recomendado, así como unas leves instrucciones de conducción de la moto. Metimos en la moto las mochilas cargadas de comida, agua, ropa de baño, toalla y jersey.

Y comenzó nuestro recorrido sobre las 10.30 hacia las islas. Teníamos 8 horas por delante para explorar 😉

Hay que tener especial cuidado con las numerosas embarcaciones que navegan por la zona, sobre todo en la entrada al puerto de Dubrovnik, donde entran  y salen varios cruceros gigantes al día!!

Nuestra primera parada fue la Bahía de Koločep donde aprovechamos para darnos un chapuzón y buscar pececillos.

Bahía de Koločep
Bahía de Koločep
En nuestra moto de agua 😉

Seguimos navegando entre las islas, disfrutando del mar, del viento y de “la velocidad”.

Conduciendo

Nuestra siguiente parada fue la isla de Lopud, de frondosa vegetación mediterránea y subtropical, hermosos jardines, parques y playas.

En la Bahía de Lopud nos dimos otro chapuzón! 😉

Lopud
Bahía de Lopud
Lopud

Lo que nos resultó difícil durante todo el día fue poner el ancla en todas las paradas que hicimos, ya que no conseguíamos enganchar el ancla con las piedras del suelo…

Seguimos nuestra ruta y llegamos hasta la isla de Šipan, donde comimos unos bocatas montados en nuestra moto de agua.

Bahía de Sipan

Como teníamos ganas de seguir navegando fuimos otra vez a la isla de Lopud y nos acercamos a la playa de arena, donde nos dimos otro chapuzón sin perder de vista la moto de agua, que como no estaba bien anclada se movía demasiado.

Lopud
Playa de arena Sung

Retomamos la ruta, y rodeamos la isla de Koločep, donde vimos bonitas cuevas llamadas “Three caves”, “Blue cave” y “Cave”.

Cuevas

Paralelos a la costa, íbamos observando las murallas de la ciudad vieja de Dubrovnik.

Murallas de Dubrovnik
Dubrovnik desde el mar
Dubrovnik
Dubrovnik al fondo
Preciosas vistas

En esta zona había mucho tráfico de barcos turísticos, con lo que tuvimos que tener mucho cuidado e ir despacio.

Después, rodeamos la isla de Lokrum, una preciosa y diminuta isla que además es una reserva de vegetación forestal y un parque natural protegido por la UNESCO.

Lokrum

Sobre las 17.30 comenzó a enfurecerse el mar y avanzar con la moto de agua resultaba cada vez más complicado. Además que ya no hacía tanto calor y el oleaje empezaba a calarnos por completo.

Aunque nos quedaba una hora todavía decidimos ir volviendo hacia el embarcadero de Garitransfer.

Una vez allí, aparcamos la moto y comprobaron el gasoil consumido (a ojo). Nos cobraron unos 80€ por ello. Y después nos llevaron en camioneta hasta el apartamento en Dubrovnik.

Una experiencia increíble y muy recomendable para aquellas personas que les guste viajar por libre, sin depender de los horarios y rutas que ofrecen los tours.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *