Qué ver en Potes

22 marzo 2015

Potes es uno de los municipios más atractivos de Cantabria gracias a sus particularidades geográficas. Es un territorio llano rodeado de montañas donde desarrollaron sus luchas medievales las poderosas casas de los Mendoza y los Manrique.

Nuestro último día en los Picos de Europa, decidimos conocer este pequeño y encantador pueblo.

Nos costó salir bastante de Tresviso, ya que la carretera estaba llena de nieve y tuvimos que esperar a que viniera el quitanieves.

Saliendo de Tresviso con quitanieves

Durante el camino hacia Potes, por la N-621, pudimos disfrutar del impresionante Desfiladero de La Hermida, el desfiladero más largo de España, con 21 km.

Algo más tarde de lo previsto, llegamos al bonito pueblo de Potes.

Potes

Un paseo por Potes nos transporta a otra época, con sus callejuelas empedradas y sus casonas populares. No hay nada mejor que perderse por la zona vieja, y en particular por el barrio de la Solana, los puentes de San Cayetano y de la Cárcel, construidos sobre el río que cruza el pueblo, el Quiviesa.

Paseando por Potes
Paseando por Potes
Potes

La historia de esta villa se remonta al medievo. El edificio más simbólico de Potes es la Torre del Infantado, que anteriormente era la Casa del Marqués de Santillana. Se trata de una casa-torre del siglo XV, de planta cuadrada y rematada por cuatro torres angulares terminadas en almenas, que está situado en pleno casco antiguo de la villa. Hay varias edificaciones en forma de torre, muy próxima a la del Infantado están las de Orejón de la Lama, Calseco, Linares y Osorio.

Torre del Infantado
Potes

Respecto a la arquitectura religiosa destacan dos iglesias advocadas a San Vicente, la más antigua del siglo XIV y la nueva, que comenzó a construirse a finales del siglo XIX. También hay dos pequeñas ermitas: la de la Virgen del Camino, y la de la Virgen de Valmayor.

Potes
Potes

Y tras disfrutar de este bonito pueblo, emprendimos nuestro regreso a Pamplona. Durante el camino, vimos numerosas cascadas.

Cascada por el camino

< Día 3: Lagos de Covadonga y Cangas de Onís

Resumen del viaje

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *