Trekking las Torres del Paine

10 febrero 2016

Nuestro tercer día en la Patagonia chileno se lo dedicamos otra vez al Parque Nacional de Las Torres del Paine, que nos había dejado maravillados el día anterior.

Cogimos el autobús a las 8 en la estación de autobuses de Puerto Natales que nos llevó hasta la entrada del Parque donde tuvimos que volver a enseñar la entrada que habíamos comprado el día anterior. El viaje duró tres horas y aprovechamos para dormir un poco.

Nuestro consejo es coger los billetes del autobús por lo menos desde el día anterior, ya que a esa hora va mucha gente y los autobuses se llenan.

Ya en la entrada, tuvimos que esperar a coger otro autobús que nos llevó hasta el Hotel las Torres. Tuvimos que esperar a que se llenara todo el autobús, así que estuvimos bastante rato esperando. El trayecto fue de unos 15 minutos, así que para las 12:00 estábamos ya preparados para iniciar nuestro trekking.

Nuestro punto de partida

Fuimos con ropa de nieve, preparados para el tiempo más adverso. Y en cuanto llevábamos 5 minutos nos tuvimos que quitar toda la ropa de abrigo y meterla la mochila, porque hacia mucho calor 😉

Con las mochilas cargadas de comida y, sobre todo de agua, comenzamos a andar. Por delante nos esperaban 9 km de subida para llegar al Mirador Base de Las Torres, y otros 9 km de bajada.

El camino comienza con una empinada cuesta para más tarde dar paso a un camino más tranquilo que discurre pararelo al río.

Comienza el camino

Un camino precioso, lleno de ríos, cascadas y bosques. Aunque hay que reconocer que a veces se hizo duro (muy duro) el camino.

Enseguida empezó el cansancio 🙁
Preciosas vistas

Todo está perfectamente indicado. Por el camino nos encontramos varias zonas de acampada, que estaban llenísimas de gente.

Una vez llegado al Campamento Chileno, y tomado algo de respiro, comienza la zona boscosa y más bonita en la que durante algunos momentos se ven las Torres.

Caminando junto al río
Sin parar de subir!
Andando entre los árboles
Cascada

Después de 8 km subiendo (algo más de 3 horas), comenzó lo más duro, el último kilómetro. Más de 200 m de desnivel, con lo que la pendiente era muy pronunciada, pero tras mucho esfuerzo por fin llegamos al Mirador Base de las Torres, a una altura de 875 m.

Este último km es un camino pedregoso en el que cada paso que dábamos los peldaños se volvían más altos y difíciles.

Ya no podíamos más…

Durante este último kilómetro vimos a mucha gente desistir y darse la vuelta sin poder llegar hasta arriba. La verdad es que es tan sólo un km, pero muy duro.

Pero merece la pena llegar hasta el Mirador Base y disfrutar de las majestuosas Torres del Paine.

Por fin!
Increíbles vistas 😉

Ya en la cima, lo primero que hicimos fue comernos los bocatas, que estábamos sin fuerzas. Mientras apreciábamos las increíbles vistas, aunque las Torres estaban cubiertas de niebla. Realmente espectacular!!

Al fondo las Torres cubiertas de niebla
La recompensa a nuestro esfuerzo 😉

Tras disfrutar de las maravillosas vistas, decidimos bajar ya que teníamos el tiempo justo. A las 19:00 salía el último autobús, así que tuvimos que hacer los 9 km de vuelta a paso ligero. Nos costó unas 3 horas la bajada.

 

Comienza la bajada
Bajando poco a poco 😉

Durante el camino se nos acabaron todas nuestras provisiones de agua, así que paramos en el Refugio Chileno (lugar habilitado para la acampada, y con baños y algunas casetas). Como no tenían el agua embotellada, decidimos no beber del grifo y mejor beber de los arroyos que caían, que el agua era cristalina.

Y fue un acierto! A los días, unos viajeros nos contaron que ellos habían estado en el Refugio Chileno y que tenían dolores de tripa por el agua de ese refugio.

Espectacular paisaje

Así que continuamos nuestra bajada, e íbamos bebiendo agua de pequeños arroyos que discurrían entre las rocas.

Cogiendo agua de los arroyos
Impresionantes formaciones

Finalmente, llegamos al Hotel las Torres justo a tiempo, donde cogimos el último autobús hacia la entrada del Parque. Allí, cogimos otro autobús que nos llevó hasta Puerto Natales, otras 3 horas de viaje.

Abajo otra vez

Finalmente llegamos a Puerto Natales, donde qué mejor que tomar unas cervezas Austral, en las que salen las Torres del Paine en la etiqueta 😉

Cerveza Austral Patagonia

Y caímos rendidos en la cama. Un día agotador, pero realmente increíble! Uno de los paisajes más espectaculares que hemos visto nunca!

Un trekking realmente recomendable! Eso sí, nuestra recomendación es ir con un poco más de tiempo de lo que fuimos nosotros, así no tenéis que hacer la bajada casi corriendo para coger el último autobús 😉

Además de este trekking que hicimos nosotros, hay más y de más días. Uno de los más famosos es el trekking en W, que son 5 días. Para este tipo de trekkings, hay que reservar en los campamentos con antelación. Aquí podéis ver el mapa oficial del Parque Nacional.

< Día 2: Tour Torres del Paine

Día 4: Glaciares Balmaceda y Serrano >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *