Qué ver y hacer en Nápoles en un día: Visitas imprescindibles y consejos

Nápoles es la ciudad más importante del sur de Italia, con más de 6 millones de habitantes. El centro histórico de Nápoles es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1995 y recientemente (desde 2017) es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad la pizza napolitana!

Mundialmente conocida por su vivacidad y alegría, Nápoles es una ciudad en la que perderse por sus calles y conocer sus numerosos museos e iglesias. En este post os contamos las visitas imprescindibles en Nápoles y una serie de consejos para vuestro viaje:

1.- Spaccanapoli

El decumano inferior (calle de este a oeste en el Imperio Romano), actualmente llamado popularmente Spaccanapoli, es una de las calles más importantes del centro histórico de Nápoles.

En Spaccanapoli (literalmente “rompenapoles”) se sitúan numerosos edificios de culto de gran importancia, centros de la cristiandad napolitana. Destacan la iglesia del Gesù Nuovo, la de Santa Chiara y la de Santo Domingo Mayor.

Calles de Nápoles

Aquí conocerás la auténtica Nápoles, donde verás las escenas de la vida cotidiana de la ciudad, con sus artistas y la gran cantidad de motos que no dejan de pasar por las calles!

2.- Piazza e Iglesia del Gesù Nuovo

La plaza del Jesús Nuevo (Gesú Nuovo) es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad y donde se encuentra la iglesia que da nombre a la plaza. En el centro podemos observar la llamada “aguja de la Inmaculada”, un pináculo con más de 30 metros de alto y construida en 1747 en homenaje a la virgen.

Iglesia del Gesù Nuovo

La iglesia se construyó en 1470, inicialmente concebida como un palacio, fue transformada en templo por los jesuitas en el año 1584, por eso su llamativa fachada. Por supuesto, merece la pena entrar a la iglesia y dejarse sorprender.

3.- Convento – Monasterio de Santa Clara

Prácticamente enfrente de la Iglesia del Gesú Nuovo, se sitúa el Monasterio y convento de Santa Clara (Santa Chiara), de estilo gótico y construido en el siglo XIV.

Claustro del Monasterio de Santa Clara

Sin duda, destaca el claustro de las Clarisas, con sus peculiares azulejos de cerámica majórica, un verdadero remanso de paz y tranquilidad. Además, hay un pequeño museo y restos de excavaciones arqueológicas, que también son interesantes de ver.

La entrada al claustro cuesta 6€.

4.- Catedral de Nápoles (Duomo)

La Catedral de Nápoles o de San Gennaro es el edificio religioso más importante de la ciudad. Fue construida donde antes había un templo dedicado al dios Apolo y se inauguró en 1314. Es una construcción realmente increíble, con un gran número de obras en su interior de incalculable valor.

Duomo de Nápoles

La capilla del tesoro de estilo barroco, es la más importante y en su interior se encuentra la estatua de plata de San Gennaro, patrón de Nápoles, además de sus reliquias.

5.- Capilla de San Severo y el Cristo Velato

Situada en la Via de Sanctis Francesco nº 19/21, se encuentra Cappela Sansevero, uno de los lugares que más nos sorprendió en Nápoles.

La capilla se construyó por orden de Raimondo de Sangro, príncipe de San Severo, para acoger la tumba de sus padres. Además de honrar la memoria de sus progenitores escondió por todo el templo símbolos de la masonería, a la que pertenecía.

Dentro de la capilla, destaca la escultura del llamado Cristo Velato de Giuseppe Sanmartino. Una obra maestra en mármol de una sola pieza que representa a Jesucristo recién fallecido, cubierto por un velo casi transparente que permite intuir todos los detalles de su piel.

La entrada cuesta 7€ y no se pueden hacer fotos en el interior. Es un lugar que realmente merece la pena visitar!



Booking.com

6.- Piazza del Plebiscito

La principal plaza de Nápoles y uno de los sitios que más nos gustaron, además de que pudimos disfrutar de un precioso espectáculo de luces!

La plaza del Plebiscito debe su nombre a la consulta popular en la que en octubre de 1863 se decidió que Nápoles se uniese al Reino de Italia.

La plaza está rodeada por algunos de los edificios más señoriales de toda la ciudad: la basílica de San Francisco de Paola, el Palacio Real, el Palacio de la Prefectura y el Palacio Salerno. Frente a la basílica hay dos estatuas ecuestres de Carlos III y Fernando I.

Basílica de San Francisco de Paola

7.- Recorrer el Nápoles subterráneo

Por debajo del Nápoles actual hay otro Nápoles, vestigio de épocas pasadas. La asociación Napoli Sotterranea organiza visitas guiadas para recorrer túneles y galerías de la época romana, además de otros lugares usados durante la Segunda Guerra Mundial.

Entrada a Napoli Sotterranea

Este tour se realiza cada hora (en diferentes idiomas) desde Piazza San Gaetano, 68. Este recorrido, de aproximadamente una hora y media, se hace a unos 40 metros bajo tierra, pasando a veces por lugares estrechos, así que no es recomendable si sufres de claustrofobia.

Pozo de agua en Napoli Sotterranea

Un recorrido interesante que nos permitió descubrir otra cara de Nápoles, con lugares ciertamente sorprendentes!

8.- San Domenico Maggiore

Una de las iglesias que más nos gustó, fue la de San Domenico Maggiore, en la plaza que lleva el mismo nombre. La iglesia es de estilo gótico y fue construida entre 1283 y 1324.

San Domenico Maggiore

En la iglesia hay 45 sepulcros de la nobleza aragonesa, entre ellos está Isabel de Aragón, princesa de Nápoles y duquesa de Milán entre los años 1489 y 1494.

9.- Castel Nuovo

El Castel Nuovo (Castillo Nuevo) es una fortaleza de origen medieval y todo un símbolo de la ciudad de Nápoles. Construido en 1279 por arquitectos franceses bajo las órdenes de Carlos I de Anjou, fue terminado apenas 3 años más tarde. Desde entonces ha sido ampliado y reformado en múltiples ocasiones reflejando los diferentes estilos del momento y las dinastías que lo ocupaban.

Castel Nuovo

Lo que más llama su atención del exterior es el arco triunfal de mármol de estilo renacentista por el que se accede al interior. Su color blanco contrasta con los imponentes torreones oscuros que lo escoltan. Fue construido en 1470 para celebrar la llegada a Nápoles de Alfonso V de Aragón unos 30 años antes.

10.- Galleria Umberto I

Es una galería comercial construida a finales del siglo XIX, donde lo más llamativo es la enorme cúpula sobre la estructura de hierro y vidrio.

Galleria Umberto I

Al lado de esta galería, se encuentra el Teatro San Carlo, el más antiguo teatro de ópera activo en el mundo (fue inaugurado en 1737).

¿Cómo llegar a Nápoles?

Nosotros conocimos Nápoles en nuestro viaje a Italia en el que pasamos 4 días en Roma . Desde Roma, fuimos en tren hasta Nápoles, en un trayecto de unas 2 horas de duración. Llegamos a la estación de tren (Napoli Centrale), y de ahí cogimos el metro hasta el centro de la ciudad.

Nosotros usamos  el comparador de trenes Trainline.
El viaje de ida lo hicimos con la compañía Trenitalia y la vuelta a Roma, la hicimos con Italo.

Si tenéis pensado recorrer más ciudades de Italia durante vuestro viaje, lo mejor es alquilar un coche con la compañía de alquiler de coches Sixt, y así tendréis mucha más libertad para conocer Italia.

También se puede llegar a Nápoles en avión, el aeropuerto se encuentra tan solo a 6 km del centro de la ciudad. Para encontrar los mejores precios, recomendamos usar el mejor comparador de vuelos (Skyscanner), que a nosotros siempre nos va muy bien!

¿Dónde comer en Nápoles?

Por supuesto lo que hay comer en Nápoles es pizza! Las pizzerías que nos recomendaron los lugareños fueron:

  •  Pizzeria Sorbillo (situada en la Via dei Tribunali nº32)
  • Antica Pizzería Da Michele (situada en la Via Cesare Sersale nº1).

Aquí disfrutaréis de unas pizzas napolitanas exquisitas!

¿Dónde alojarse?

Durante nuestro viaje, nos alojamos dos noches en el hotel Napolart, situado entre el centro de Nápoles y el puerto, una ubicación ideal para poder recorrer la ciudad sin tener que usar el transporte público. Es un hotel muy cómodo y con un desayuno muy rico!

Nápoles tiene una gran oferta hotelera, aquí podéis consultar las mejores ofertas de hoteles.

Excursiones cercanas: Pompeya

Una de las excursiones más interesantes que podéis realizar desde de Nápoles es ir a Pompeya (Pompeii en su nombre original latino), ciudad de la Antigua Roma, sepultada por las cenizas de una violenta erupción del volcán Vesubio en el año 79 d. C. En este post os contamos nuestro viaje a esta ciudad y todo lo que necesitáis saber para preparar vuestra visita.

Para más excursiones, podéis visitar esta página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *