Qué ver y hacer en Óbidos, preciosa villa medieval

Óbidos es una preciosa pequeña ciudad portuguesa, declarada patrimonio nacional, a unos 70 km de Lisboa. Esta villa es una ciudadela fortificada y podemos encontrar algunos de los rincones más auténticos del medievo portugués.

Sin duda alguna, una excursión perfecta para hacer desde Lisboa. Aquí os contamos qué hacer en Óbidos y cómo llegar hasta este bonito lugar.


El nombre de Óbidos proviene del término latino oppidum, que significa “ciudadela” o “ciudad fortificada”. Óbidos se puede conocer tranquilamente en una mañana. Éstas son las visitas imprescindibles:

1.- Castillo

El Castillo de Óbidos es de origen romano y fue fortificado por los árabes. En 1148 los cristianos lo conquistaron y desde entonces ha sido rehabilitado en multitud de ocasiones.

Castillo de Óbidos

Desde 1950, el Castillo es una lujosa posada, por lo que no se permite la visita al interior. Pero las vistas del exterior del castillo y pasear por las murallas merecen la pena.

2.- La Porta da Vila

Es la puerta principal de acceso a Óbidos. Contiene una capilla adornada bellamente con azulejos que mira a la vía pública más importante de la población.

La Porta da Vila

Los azulejos esmaltados del siglo XVIII, azules y blancos, representan la Pasión de Cristo, mientras que en el techo se representa la corona de espinas.

3.- Iglesia de Santa María

La “Igreja de Santa Maria” fue el lugar en el que se casó el Rey Alfonso V con su prometida y prima Isabel en 1444. El dato más sorprendente de esta boda es que en el momento del enlace la novia sólo tenía 8 años, mientras que el novio tenía 10 años!

Tiene su origen en el siglo XII, y fue erigida durante la conquista Cristiana de Portugal, liderada por el Rey Alfonso I de Portugal. La iglesia se construyó en el lugar en el que se alzaba una mezquita.

Iglesia de Santa María

El techo pintado es espectacular y también hay que destacar sus paredes de típicos azulejos azules.


Booking.com

4.- Iglesia de Santiago

La iglesia de Santiago es otra de las joyas arquitectónicas de la localidad. Lo más curioso es que esta iglesia alberga una librería generalista con capacidad para más de 40.000 textos que ha puesto el patrimonio de Obidos.

Iglesia de Santiago

La idea, apadrinada por las autoridades y comerciantes de la villa, partió de Jose Pinho, dueño de una de las más populares librerías de Lisboa: “Ler Devagar” (Leer Despacio).

5.- Picota de Óbidos

En frente de la Iglesia de Santa María, se encuentra una picota de piedra (“Pelourinho de Óbidos”) que fue ofrecido como regalo de la Reina Leonor en 1492 a los pescadores de Óbidos por recuperar el cuerpo de su hijo Alfonso tras su muerte en 1491.

Picota de Óbidos

6.- Rua Direita

La Rua Direita es calle principal de la villa, a la que se accede por la Porta da Vila, y que conduce hasta la plaza central.

Rua Direita

Es un placer pasear por esta calle y disfrutar de la multitud de tiendas de artesanía y puestos de Ginja, un licor de cerezas que se sirve en una pequeña taza de chocolate.

7.- Murallas de Óbidos

Se puede dar una vuelta completa a la ciudad por la murallas y contemplar las magníficas vistas. El recorrido es aproximadamente 1,5 km, con una duración de unas dos horas.

Murallas de Óbidos

Cómo llegar a Óbidos

Al estar tan solo a unos 70 km de la capital portuguesa, es una escapada perfecta para realizar en un día. Para llegar desde Lisboa hay que tomar la A8 y salir de la autopista en la salida 15. Se tarda alrededor de unos 50 minutos.

Una vez en Óbidos, hay un gran parking en la entrada, pero que se llena rápido de autobuses. Así que aconsejamos ir temprano a visitar esta villa.

También podéis contratar aquí una excursión desde Lisboa que incluye la visita a Óbidos y a Fátima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *